domingo, 24 de febrero de 2008

11. El mercado de valores no es más que un casino.


IMG_3250.JPG
Originally uploaded by phantomporks
Escrito por el Dr Madsen Pirie

Hay gente que compra títulos bursátiles del mismo modo en que apuesta a algún número en una ruleta, algunas veces ganan y algunas veces pierden. Por ello, algunos lo ven como un casino, pero la realidad es bastante diferente.

En primer lugar, los resultados de una ruleta son aleatorios. Los resultados del mercado bursátil no lo son. En ellos influyen muchos factores, incluyendo la política internacional, la psicología de los inversionistas, las acciones de los bancos y el gobierno, los fenómenos naturales, las acciones humanas, las tendencias económicas globales, por solo mencionar algunos. Los inversionistas hábiles pueden mirar esos factores, decidir cuáles son relevantes y calcular cuales títulos tienen probabilidades aumentar su valor y cuales lo perderán. Esto no ocurre en un casino.

Existe además otra diferencia más importante. El mercado de valores ayuda a financiar a los negocios y a las industrias. Cuando una empresa emite valores, la gente puede comprarlos con la esperanza de ganar dividendos de sus utilidades y la posibilidad de que el valor de su inversión aumente conforme la empresa prospera. Los accionistas son copropietarios de la empresa y su destino está ligado al de ella. Si logra ganar dinero, ellos también. Cuando la gente compra títulos de otros y empujan el precio al alza lo hacen porque creen que vale más de lo que su precio sugiere. Cuando las acciones de una empresa aumentan de esta forma, el valor nominal de la empresa también crece y se vuelve más fácil y generalmente más barato para ella obtener financiamiento para su desarrollo y expansión.

El mercado de valores se parece a un mercado de pueblo, en el que la gente anuncia a gritos que compra y que vende, y los precios reflejan el hecho de que algunas acciones son populares y que otras no lo son. Envían una señal sobre dónde se requiere inversión y dónde podrían conseguirse mayores utilidades. Le deja saber a la gente, segundo a segundo el estado que guarda la economía y dónde valdría más la pena participar en ella.

Entrada original en inglés.

2 comentarios:

El Nahual dijo...

Pues a veces se parece tanto que es muy dificil notar la diferencia.

Ramón Mier dijo...

nahual,

En eso tienes razón, pero también hay quienes pareciendo castos, no lo son.