sábado, 29 de marzo de 2008

18. La discriminación positiva es necesaria para compensar a las minorías de los efectos de la explotación o discriminación de la que sufrieron.


Hands Of Harmony
Originally uploaded by Vermin Inc
Escrito por el Dr Madsen Pirie

Esta es la bandera de la “acción afirmativa”. Pero discriminar a favor de algunos grupos implica discriminar en contra de otros. A pesar de que la llamen “discriminación positiva”, aún significa darle puestos y empleos a quienes están menos calificados que otros solicitantes. En tanto no se alegue que esos otros solicitantes hubieran cometido actos discriminatorios, se les está tratando injustamente. Esta práctica encasilla a las personas según su etnia en lugar de tratarlas en base a sus méritos individuales.

Cuando hay acceso abierto a las universidades, algunos grupos parecen ganar más lugares que los que su proporción en la sociedad supondría; quizás su cultura valora la educación y el estudio más de lo que lo hacen otros. El permitir que otros entren con menores calificaciones discrimina en su contra. Si a las personas se les va a discriminar por algo que hizo un grupo al que sus ancestros pudo haber pertenecido, no existen límites ni indicación alguna sobre que tan lejos se debe llevar esto. ¿Hasta la era Romana quizás?

No hace falta la discriminación positiva, con su desagradable tufo a clasificación racial y cuotas, sino oportunidades abiertas a todas las personas de todos los grupos. En lugar de darle preferencia a aquellos cuya raza, religión, preferencia sexual o religiosa hay sido objeto de discriminación en el pasado, deberíamos asegurarnos de poner al alcance de todos las alternativas y oportunidades que estaban más restringidas en el pasado. Deberíamos crear una sociedad abierta, no una en la que el progreso dependa de la pertenencia a los grupos con suficientemente poderosos o a los que esté de moda darles ventajas.

La discriminación positiva perpetua el racismo y lo dignifica al hacerlo legalmente exigible, en cambio la sociedad abierta lo reduce al ser ciega a os antecedentes de una persona. Debería importar más hacia dónde se dirige una persona que el lugar de donde proviene. Debería ser el mérito individual y no las cuotas étnicas lo que permita el progreso.

Entrada original en inglés.

1 comentario:

camaleonx dijo...

Muy bueno, ojalá más gente pensara lo mismo. Es hora de que tomemos las cosas como son, y no por lo que parecen por fuera.

Saludos
PLPLE