viernes, 11 de abril de 2008

20. Está mal que unas cuantas personas sean dueñas de mucha de la riqueza de la nación.


muney
Originally uploaded by andy14darock
Escrito por el Dr Madsen Pirie

La riqueza no pertenece a la nación en ningún sentido, de lo que estamos hablando es de riqueza que pertenece a individuos. Lo que esa frase realmente entraña es la idea de que está mal que algunas personas tengan bastante más que otras. Esa no es una verdad evidente por sí mima, y existen muchas ventajas para la sociedad cuando la concentración de la riqueza es posible.

Para empezar, los estimados de la distribución de la riqueza en la sociedad suelen equivocarse. Toman en consideración los valores y las propiedades, pero a menuda ignoran diversos servicios y beneficios gratuitos que forman parte de la riqueza de la gente común. Las pensiones se tratan como si no existieran o no tuvieran valor, otras veces no se toma en cuenta el valor de las viviendas que suelen ser el principal bien de la mayoría de las personas.

Dicho esto, hay que dejar en claro que no hay nada de malo en una distribución inequitativa de la riqueza. Algunas personas son mas prudentes y exitosas que otras. Algunas son emprendedoras y tienen iniciativa, la acumulación de riqueza representa una recompensa a sus acciones. En una sociedad libre, aunque todos comenzaran con una misma cantidad de riqueza pronto ocurrirían variaciones.

La posibilidad de acumular riqueza no solamente estimula a los emprendedores a realizar actividades socialmente útiles; muchas veces proporciona los medios para hacerlo. La riqueza puede ponerse a trabajar mediante la inversión en actividades empresariales. Puede crear empleo y conducir a la creación de más riqueza. Se requiere reunir capital para emprender actividades económicas; son una herramienta vital para que las sociedades se vuelvan ricas.

Por supuesto que queremos niveles de vida decorosos para aquellos que no pueden acceder a ellos por sí mismos, pero también queremos oportunidades para aquellos que deseen mejorar sus condición y que benefician a la sociedad mientras lo hacen. La desigualdad en la riqueza no es importante; lo que cuenta son las oportunidades que tiene la gente para crear la riqueza que permite a la sociedad mejorar sus servicios.

Entrada original en Inglés.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema no es que haya gente que tenga más que otros. El problema es la forma en que se usa el poder para beneficio de unos cuantos.

Ramón Mier dijo...

Anónimo,

Yo creo que también podría considerarse un error común el creer que quienes acumulan riquezas necesariamente lo hicieron gracias a que "el poder" se utilizó para favorecerlos. O bien que es función propia del gobierno impedir que "unos cuantos" acumulen riqueza.

Juan dijo...

enlazando con otro post de este blog: lo que la gente anhela es la posibilidad de ser ricos, por tanto los gobiernos deberian alentar la rotacion de "ricos" evitando los "monopolios". mi humilde opinion.

Ramón Mier dijo...

Juan,

El origen de la mayor parte de los monopolios mas perversos suele estar en el gobierno, que crea las condiciones que los permiten al limitar la competencia.

Si el gobierno se centrara no en evitar monopolios sino en fomentar la competencia, solo podrían llegar a ser monopolios aquellos que lograran niveles de eficiencia y satisfacción de sus clientes que ningún competidor pudiera imitar... y en ese caso no tendría nada de malo.

Ese escenario es poco probable, pero a fin de cuentas, no es tarea del gobierno decidir quien debe no acumular mas participación de mercado... sino permitir que sean los consumidores quienes lo hagan.