lunes, 19 de mayo de 2008

23. Muchas cosas simplemente no pueden ser producidas por el sistema de mercado, incluyendo servicios como la defensa, la ley y el orden.

Escrito por el Dr Madsen Pirie

Esto puede ser cierto, pero no es un argumento para oponerse a que el mercado produzca lo que puede. La sociedad puede decidir garantizar que se provean colectivamente algunos servicios como los de defensa y la administración de justicia. Esto poco tiene que ver con el que el transporte en ferrocarril o los servicios de salud deban ser producidos por el sector público.

En cualquier caso, las fuerzas del mercado pueden tener un rol sorpresivamente grande incluso en los servicios públicos “básicos”. Por ejemplo, la mitad de los policías de Gran Bretaña son privados. Trabajan para empresas de seguridad privada que realizan funciones de policía. Mucho del trabajo militar se realiza mediante contratos con empresas privadas, incluyendo el mantenimiento de las bases militares y el abastecimiento y el mantenimiento de equipo.

La justicia privada es utilizada rutinariamente mediante el arbitraje, cuando empresas especifican en un contrato estar de acuerdo en que se nombre a un árbitro en caso de que surja una disputa. Las prisiones privadas son muy utilizadas en los estados unidos y se han introducido exitosamente en Gran Bretaña también. Incluso el rol de un banco central, que muchos asumen como una función básica del gobierno fue alguna vez realizada hábilmente por el banco privado Suffolk Bank.

Una generación atrás, la gente en Gran Bretaña pensaba que solamente el gobierno podía entregar correo, conectar llamadas telefónicas o recoger la basura, entre docenas de actividades que realizaba. Empresas privadas lo hacen ahora.

Existen oportunidades para hacer mayor uso de las fuerzas del mercado en áreas de proveeduría social. El gobierno puede desear garantizar el abasto, pero usualmente encuentra más eficiente el utilizar a la empresa privada para producir. Las empresas privadas que compiten deben atender las preferencias de los consumidores y mantenerse al día con las innovaciones tanto en equipo como en servicio. No son sujetos a generar ineficiencias del modo en que las operaciones gubernamentales lo hacen. Tiene sentido introducir fuerzas del mercado donde sea posible, incluso en las funciones básicas del gobierno.

Entrada original en inglés.

2 comentarios:

El Nahual dijo...

Ramón,

Un comentario, en el segundo párrafo, segunda línea supongo que debe decir público y no púbicos .

Ramón Mier dijo...

Gracias, ya fue corregido.